Lucha contra los radicales libres super foods vs vitamina

 

LOS DESCUBRIMIENTOS CIENTÍFICOS MÁS NOVEDOSOS SE CENTRAN EN LA GUERRA CONTRA LA OXIDACIÓN Y EN UNA NUEVA GENERACIÓN DE AGENTES CENTRADA EN LAS SUPER FOODS

Foto: Vogue.es

Foto: Vogue.es

Neutralizar los radicales libres es una de las luchas del día a día para evitar el temido envejecimiento, y los guerreros estrella son sin lugar a dudas los antioxidantes. Cada segundo, la ciencia de la belleza está en continuo cambio y nuevos descubrimientos científicos han puesto en juicio que no todos los radicales libres son tan malos y no todos los antioxidantes son tan buenos. Estos dos términos, radicales libres y antioxidantes, son parte de nuestro vocabulario diario y superficialmente se cree que son una conquista del bien sobre el mal. Sin embargo, para poder entender que aquí no existen los enemigos, sino que todos son aliados, es necesario comprender un poco más a fondo el comportamiento de esta máquina llamada cuerpo humano.

El biólogo molecular David Castro explica que una persona adulta tiene unas 37,2 billones de células en el cuerpo y que cada una funciona como una pequeña industria especializada en producir ciertos componentes (neurotransmisores, hormonas, proteínas, etc.) y en cumplir con determinadas funciones (defensa contra agentes infecciosos, purificación de la sangre, absorción de nutrientes, etc). Las células requieren de energía para realizar su trabajo a través de las mitocondrias, las cuales son activadas por nutrientes como la glucosa que ingerimos. Pero, al igual que todo generador de energía, estos producen ciertos desechos; desde el dióxido de carbono, hasta los llamados ROS (especies reactivas del oxígeno) también conocidos como radicales libres. Los ROS son agentes “oxidativos” muy inestablesy reaccionan con cualquier otra molécula dañando el ADN, las membranas celulares, las paredes de las arterias... Además de relacionarse con el envejecimiento, el cáncer y las enfermedades cardiacas.

Así, para luchar contra los radicales libres, el cuerpo fabrica antioxidantes como las enzimas superóxido dismutasa de las células o las moléculas glutatión. Es por esto que se han puesto de moda como la solución al problema del envejecimiento. Sin embargo, existen investigaciones como las del doctor Michael Ristrow, del Instituto Federal Suizo de Tecnología de Zúrich, donde se comprueba la importancia de los radicales libres para mejorar la salud. Por medio de estos estudios encontró que los suplementos vitamínicos no permiten que el cuerpo reciba las señales emitidas para diversas partes del cuerpo, del mismo modo que bloquean la respuesta natural de las células para que produzcan sus propios antioxidantes y enzimas neutralizadoras, que podrían cumplir diversas funciones en el organismo, razón por la que la mejor fuente de antioxidantes está en las frutas y las verduras o las llamadas super foods y no aquellos elaborados dentro de los laboratorio.

Reivindicar el poder de las frutas y las verduras como la única fuente de antioxidantes, pero con un efecto beneficioso para la salud, tiene que ver con el arsenal de moléculas tóxicas que estas contienen para defenderse. Un ejemplo: las papas y el tomate contienen solanina, las manzanas amigdalina y el brócoli un antinutriente llamado sulforafano que en grandes cantidades podría ser mortal para el humano.

Entonces, ¿por qué no evitamos su consumo? La respuesta está en que un pequeño estrés de nuestras células estimula la producción de sustancias que favorecen nuestra salud. Esto se llama hormesis y es por eso que unas de las mejores recomendaciones es adquirir los antioxidantes a través de las llamadas super foods. La nutrióloga Paulina Carranza, de HealthON, explica que para determinar el valor de los antioxidantes existe una escala llamada ORAC, en la que el cacao, el açai, la spirulina, el camu camu, el polen de abeja y los tocotrienoles son los más poderosos. Y por medio de estudios como los del doctor David Wolfe se han dado cuenta que a partir de la combinación de ciertos antioxidantes, como el cacao y el camu berry, su valor se multiplica y es mejor absorbido en el torrente sanguíneo. Sin lugar a dudas, es un primer paso para la salud interna, que es un reflejo de la belleza externa. La mejor forma de complementar los súper alimentos es mediante los suplementos antioxidantes, pero de forma tópica. La dermatóloga Daniela Guzmán explica que a nivel de epidermis los antioxidantes son como un protector que inhibe los rayos UV, además de ayudar a neutralizar la acción dañina de los radicales libres. Esto resulta en una mejoría en la textura de la piel, disminución de las arrugas, unificación del color de la piel y, a largo plazo, previene el envejecimiento y el cáncer. Los mejores antioxidantes son las vitaminas C y E y los avonoides, que utilizados en las cremas de día ayudan a proteger y en las de noche a restaurar la piel. La guerra contra el envejecimiento continúa, pero deja de lado a todos los suplementos vitamínicos en caso de no tener una de ciencia en ellos; además, utiliza a nuestro favor la nueva herramienta de la belleza: las super foods y los antioxidantes tópicos.

Lorena González

 
 
gina gongora