Dime cómo te ves y te diere cómo hacer tu limpieza facial

 

Dime cómo te ves y te diere cómo hacer tu limpieza facial

CONOCE Y ELIGE TU LIMPIADOR FACIAL IDEAL DEPENDIENDO DE TUS NECESIDADES, TIPO DE PIEL Y DE CÓMO TE SIENTAS

la-importancia-de-una-limpieza-facial-666568_w670.jpg

Los limpiadores faciales… Un mundo repleto de productos, tan poco explorado y, sobre todo, incomprendido. Lo primero que nos viene a la mente es ese jabón amarillo de Clinique que llegó a nuestras manos durante la adolescencia y que definitivamente ha sido una de las mejores inversiones de belleza. 

Como ya sabes, pero no está de más recordar, el no lavar tu rostro puede obstruir los poros, desarrollar acné, promover la aparición de manchas, favorecer el envejecimiento prematuro, causar reacciones alérgicas, etcétera. Y esto empeora si no te desmaquillas (pero ese es otro de los daños irreparables del cual hablaremos largo y tendido en otra ocasión). Ahora corresponde tratar el paso justo antes del tónico y después del desmaquillante. El limpiar tu rostro. Un buen hábito que no te ayuda del todo si utilizas el limpiador facial incorrecto. No todos los productos son iguales, las necesidades de cada piel son diferentes y por ello una mala elección puede provocar problemas en el cutis o agravar los ya existentes.  

Al leer sobre temas de belleza es común encontrar que se habla sobre los diversos tipos de piel, pero si estás un poco confundida te los recordamos: grasa, mixta, seca, y también están la sensible, la acnéica y la madura; aunque existen más subdivisiones, al identificar tu tipo de piel con una de estas categorías será más sencillo el poder elegir el limpiador adecuado para tu piel. 

Y las grandes pregunta son: ¿Cuál es el adecuado?, ¿cuántos existen?, ¿son todos iguales?. Lo primero que hay que saber es que existen productos multi-task que además de limpiar cumplen otras funciones, pero ahora nos enfocaremos en los que específicamente están hechos para una completa limpieza facial, desde los más tradicionales a los más vanguardistas. Te detallamos todo lo que necesitas saber para que la próxima vez que vayas en busca de este gran aliado no te dejes deslumbrar por algún producto exótico o simplemente para que la señorita delcounter no te vea con cara de ‘what?’ 

Bálsamos o cremas 

Son ricas en consistencia y muy hidratantes, contienen la mayor concentración de emolientes. Este tipo de productos son más parecidos a una crema hidratante que a un limpiador. Son siempre más suaves que cualquier opción jabonosa, y aunque también limpian a través de una emulsificación, estas no forman espuma en presencia de líquido y en algunos casos no necesitan agua para retirarse (el agua tiene moléculas polares que se atraen entre sí, lo que puede provocar que la humedad de tu rostro sea atraída por el agua con la que retiras tu limpiador provocando que se seque más).   

Recomendada para pieles: secas

PRODUCTOS

SI TIENES LA PIEL EXTRA SECA Y CONSIDERAS QUE TU PIEL ES MADURA…

The Body Shop

The Body Shop

Clinique

Clinique

Darphin

Darphin

Leche

En su formulación tienen menos agua y más ingredientes hidratantes como ácidos grasos y ceramidas ideales para proteger y evitar que irritantes entren a la piel, además de que sellan la humedad natural. Son óptimos para disminuir la resequedad, irritación y picazón. Al igual que los bálsamos, las leches también son emolientes y limpian a través de emulsificación, pero con la diferencia de que son mucho más ligeras y se pueden aclarar o no con agua. En el caso de no ser retiradas, estas actúan como disolución, se aplica como una loción y después se retira con un pañuelo, algodón y toalla.

Recomendada para pieles: sensibles

PRODUCTOS

SI TIENES LA PIEL DELICADA Y CUANDO LA LAVAS LA SIENTES TIRANTE…

Claudalíe

Claudalíe

Avène

Avène

Chanel

Chanel

Agua limpiadora 

Mejor conocida como el agua miscelar. Esta funciona a través de un pequeño grupo de moléculas que atrapan el agente a limpiar y lo atraen de una manera uniforme. Uno de sus grandes beneficios es que no irrita dado que evitas el exceso de producto así como el contacto con agua corriente. Lo pueden utilizar tanto las pieles secas como las grasas. Según algunos expertos, cuenta con propiedades tonificantes además de que puede abarcar los tres pasos: limpiar, tonificar e hidratar.  Existen en el mercado varios tipos de agua miscelar y algunas de ellas cuentan con minerales antiinflamatorios como el selenium, que ayuda en ciertas condiciones como el enrojecimiento o la rosácea. Le mejor forma de utilizarla es a través de pequeños toquecitos, evita arrastrarlo.

Recomendado para pieles: irritables

SI TIENES LA PIEL SENSIBLE Y ERES LA QUE VISITA CONSTANTEMENTE AL DERMATÓLOGO…

Aceites 

El aceite limpiador es muy suave e ideal para hidratar la piel. Estos limpiadores son beneficiosos para la pieles extra secas porque dejan una película muy fina. Este ingrediente trabaja a través de la física de que la grasa disuelve la misma grasa, sin alterar el manto hidrolipídico en la mayoría de los casos. Aunque cada día hay más opciones en el mercado, también te puedes preparar algunos limpiadores en aceite de forma casera con ingredientes como jojoba, girasol y oliva extra virgen. Este es un producto para todo tipo de piel incluyendo la grasa.

Recomendado para pieles: deshidratadas o maduras

SI TIENES LA PIEL SECA Y TE GUSTA USAR MUCHO MAQUILLAJE…

Gel y jabones líquidos 

Este tipo de limpiadores son los reyes de la emulsificación, este es un proceso físico en el que -a través del contacto con el agua- se forma una espuma, permitiendo que se elimine la suciedad y la grasa.Esta es una de las presentaciones que necesita más fricción en el rostro para poder efectuar el cometido de limpiar. Ideal para pieles grasas ya que brinda una sensación de frescor y limpieza. Dependiendo de los ingredientes es el grado de astringencia que maneja el producto, los naturales como el té verde, toronja, lavanda, romero, menta, hamamelis y limón no la resecan tanto como aquellos con ácido salicílico o peróxido de benzoilo. Estos productos han evolucionado a través de los años, anteriormente tenían una base de alcohol, pero ahora la mayoría están compuestos por agua. Este tipo de producto se lleva muy bien con los cepillos faciales como el Clarasonic o el Clinique Sonic System.

Recomendado para pieles: grasas

SI TIENES LA PIEL CON MUCHO BRILLO Y TE CUIDAS PARA QUE EL ACNÉ NO APAREZCA…

Mousse y espuma 

Básicamente tienen los principios de los jabones en líquido, la única diferencia es que no hay que frotar tanto el rostro. Uno de los beneficios es que, además de ser muy sencillos de usar y que te ahorras algunos pasos al limpiar el rostro (no lo tienes que humedecer, ni secar la espuma).

Recomendado para pieles: mixtas

SI TIENES LA PIEL DEL ESTILO COMBO Y TE LA PASAS CORRIENDO TODO EL DÍA…

Sydnets

Esta es una de las opciones más innovadoras. Estos son geles limpiadores libres de jabón y cuya abreviatura es la denominación de synthetic detergent, los cuales combinan diversos agentes llamados tensioactivos (sustancias que limpian activamente y están compuestas por una parte soluble en agua y otra en aceite). Aunque hacen una limpieza profunda respetan la humectación naturalde la piel al tener un pH menor, de esta forma evitan cualquier tipo de irritación además de que contienen diversos ingredientes que promueven la humectación de la piel. Estos no son muy recomendados para las piel grasas porque su naturaleza es balancear y nivelar el sebo natural de la piel y no lo eliminan tan drásticamente como otros productos.

Ideal para pieles: muy secas

SI TIENES LA PIEL SECA Y NECESITAS DE UNA HIDRATACIÓN EXTRA… 

Polvos

Este si es un producto multitask, además de limpiar también hace una ligera exfoliación. Este es ideal para aquellas pieles apagadas que buscan un poco de luminosidad. Algunos de sus detalles o multifacetas es que entre menos agua se hace una pasta para exfoliar y al agregar más cantidad de agua se vuelve una espuma limpiadora suave. Se puede utilizar todas las noches.   

Ideal para pieles: grasas o mixtas

SI TIENES LA PIEL UN POCO APAGADA Y VIVES EN UNA GRAN METRÓPOLI…

Recuerda:

·       Lava tu rostro dos veces al día

·       Elimina los restos de maquillaje y contaminación por la noche, no te quieres llevar a la cama los radicales libres y que sigan actuando por horas

·       Por la mañana elimina el exceso de grasa

·       Elige un limpiador que se adate a tu tipo de piel y necesidades, no te dejes llevar por aromas, marcas o presentaciones aunque sean muy prácticas

·       Utiliza agua tibia, aunque si tienes la piel seca lava tu piel con agua fría para favorecer su hidratación natural

·       Asegúrate de que tus manos estén limpias, lo último que quisieras es llevar bacterias a tu rostro

·       Si tienes la piel sensible busca productos sin alcohol o fragancia. Recuerda que las fragancias son uno de los mayores irritantes de la piel

·       Al momento de remover la grasa natural excesiva de la piel, esta lo compensa creando más grasa con el fin de humectarla

·       Si tienes la piel seca evita en la lista de ingredientes el alcohol, el sodio y el lauril sulfato de sodio.

-Lorena González

 
gina gongora